¿Quieres un trío y no sabes cómo decírselo? Checa estos tips

Lo más importante tener las cosas claras y establecer una relación de confianza.

Hay que aceptar que todos tenemos una que otra fantasía sexual y que estas suelen ser bastante benéficas para las relaciones (siempre y cuando no lastimen a nadie y todos los involucrados estén de acuerdo). Justamente una de las más recurrentes tanto en hombres como en mujeres sin importar su orientación sexual, es la de invitar a una tercera persona a la cama. 

El problema es que aunque muchos lo deseamos, casi nadie se atreve a contárselo a su pareja… pero no te preocupes, eso hasta cierto punto es normal porque esta no es como otras fantasías en las que deseas comer chocolate sobre su cuerpo, aquí se involucra una persona más y por muchas razones, el mundo aún sigue creyendo que las relaciones amorosas y sexuales únicamente pueden involucrar a dos.

Para que te saques la espinita y puedas hablar del tema con tu pareja, te dejamos algunos tips que te ayudarán:

Pon las cosas claras contigo: Antes de pensar en comunicarle tu idea a tu pareja, asegúrate de qué es lo que quieres porque no es lo mismo desear experimentar que querer que suceda de forma recurrente o querer que una tercera persona se una a la relación más allá de los encuentros sexuales.

Pregúntale directamente: No te andes con rodeos porque eso muchas veces puede generar incertidumbre e inseguridad. Lo mejor es que le digas clarito que deseas hacer un trío ya sea con un hombre o una mujer.

Dale tus motivos: Explícale por qué lo deseas y cuáles fueron las razones que te llevaron a contárselo; dile que lo has pensado y que le tienes suficiente confianza como para proponérselo.

Siembra confianza: Hazle saber que si deseas un encuentro sexual con una persona más, no es porque no te guste el sexo entre ustedes o porque ya no haya amor sino porque lo deseas y es una fantasía.

NOTA: Si quieres hacerlo porque ya no sientes afecto o deseo por tu pareja, quizá deberías regresar al primer punto de esta lista.

Relájate: No pienses más en el tema, si a tu pareja se le antoja, lo aceptará, pero si no, no pasa nada; también te toca comprender que tus fantasías no tienen por qué ser las tuyas y eso está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *