‘Precop’ o amigos con derechos, 8 claves para lograrlo

Es un vínculo meramente sexual con cero sentimientos. Se trata de disfrutar el cuerpo, propio y ajeno.

Si tú eres de esos que gozan de un vínculo sexual con algún amigo o simplemente conocido, entonces estás en una relación ‘precop’. Sí, subrayando la palabra relación, pero recalcando que se trata de una unión meramente sexual que no involucra sentimientos.

Aunque el término aceptado por la Real Academia Española es amigovio, este sin embargo incluye aspectos que no se encuentran dentro del ‘precop’, pues en el primero el vínculo se encamina más hacia un aspecto emocional. Es decir, se comparten comidas, salidas al cine, se presentan amigos y la comunicación acerca de cuestiones personales suele abrirse.

 

Esto no pasa en el ‘precop’ jamás. El hecho de tener una pareja formal pasa a segundo plano ya que los involucrados están más enfocados en sus proyectos individuales hasta que llega el momento (o alguien) que los hace desear un compromiso real.

El gusto por este tipo de relaciones depende de qué tan buenas han sido para ti y si has sabido llevarlas sin ningún problema. Por eso, aquí te dejamos algunos consejos para no morir en el intento.

1. Pasado

Es preferible que ya hayas tenido relaciones sexuales con esa persona, y que hayan sido satisfactorias, claro. Todo fluirá mejor si ambos se entienden sexualmente, así se saltan todo protocolo fastidioso.

Además, piensen esto: si ya tuvieron sus ondas y pensaste en ella o él como posible candidato, seguramente es porque se trata de alguien que luego de haber intimado, siguió como si nada con su vida y no te armó ningún tipo de lío.

2. Los ex no cuentan

“Me encanta intimar con mi ex porque es completamente comprensivo y no tenemos ninguna necesidad. Lo mejor es que no siento nada cuando lo hacemos”, dijo nadie nunca por siempre jamás. Nunca, pero nunca intentes algo así porque alguno de los dos saldrá afectado de algún modo.

3. Atentos

Es importante llegar a tener la confianza suficiente como para recibirlo en casa por sorpresa aunque estés sin depilar o probar posiciones más arriesgadas sin que se sientan incómodos.

4. Imprescindible

Esta relación no es un matrimonio atrapado en la rutina. Debe ser sexo, pasión y mucha diversión. Si alguno de los dos no lo está pasando bien, a la nave del olvido.

5. Atracción

El punto más importante. Busca a alguien que te agrade físicamente. ¿Para qué tener sexo con alguien que ni siquiera te gusta? 

6. Centrado

El respeto mutuo es fundamental, no importa qué tipo de relación se tenga. En el caso de esta, es necesario que no se hagan preguntas y que no se tengan que ofrecer explicaciones. Se trata de disfrutar el cuerpo, el propio y el ajeno, sin necesidad de saber por qué. 

7. Solteros

Lo que menos queremos es que algo tan entretenido como el sexo termine en un drama. Por favor, que el individuo también sea soltero.

8. Protección

Siempre y sin ninguna excepción: Protéjanse. Es sexo casual puede ser más divertido cuidándose ya que puedes probar sabores, colores y hasta sensaciones que la amplia gama de condones de cualquier marca ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *